Esquiando en Montana

Big Sky goza de unas vistas nocturas espectaculares.

Big Sky goza de unas vistas nocturas espectaculares.

Big Sky, en el suroeste del estado de Montana, es el nombre de la segunda zona de esquí más grande de Estados Unidos.

En realidad, un nombre mucho más apropiado sería Big Mountain. Un área de más de 23 kilómetros cuadrados cubierta de nieve está repartida entre cuatro cimas comunicadas entre ellas. Hay más de 300 descensos identificados con nombres y 34 ascensores.
En la actual temporada, el Park City Mountain Resort, en el estado de Utah, ha desplazado por primera vez a Big Sky como zona de esquí más grande de Estados Unidos. Sin embargo, si existiese un premio para la superficie de pistas per cápita, Big Sky probablemente seguiría ocupando el primer lugar.

Pistas difíciles

En esta zona, muy alejada de las grandes metrópolis y centros turísticos, cada aficionado al deporte de invierno tiene para sí solo una superficie media equivalente a dos campos de fútbol, calcule la oficina de relaciones públicas de esta estación de esquí.

En la década de los 50, Chet Huntley, un conocido presentador de noticias de la cadena televisiva NBC, solía descansar en los ranchos de la zona. En 1969, él mismo compró uno de ellos e hizo realidad su sueño. No pudo disfrutar de su rancho durante mucho tiempo. Después de su muerte, en 1974, los nuevos propietarios vendieron la propiedad al operador gigante de estaciones de esquí Boyne.

Big Sky es un área de más de 23 kilómetros cuadrados repartida entre cuatro cimas comunicadas entre ellas.

Big Sky es un área de más de 23 kilómetros cuadrados repartida entre cuatro cimas comunicadas entre ellas.

En 2013, Boyne engulló también la vecina zona de esquí Moonlight. De esta manera, Big Sky se hizo más grande que los centros de Aspen y Vail en Colorado, que en invierno atraen a muchos famosos.

El terreno de Big Sky es muy variado, salvaje y para la mayoría de los esquiadores, exigente. Solo el 15 por ciento de las pistas está catalogado como fácil. Parece poco, pero en términos absolutos son más de 40 descensos. Las últimas pistas azules, que tienen un nivel de dificultad medio, están situadas en el límite forestal. Más arriba, todo es negro, profundamente negro. Estrechas pendientes escarpadas y rocas afiladas: un auténtico paraíso para los amantes del esquí acrobático.
Pendiente salvajes

Sin embargo, ¡cuidado con el éxtasis en las alturas! Incluso esquiadores experimentados se han roto el cuello en las pendientes del Lone Mountain. También los profesionales con experiencia en nieve en polvo tienen que registrarse ante el patrullero de esquí Mike Russell y sus ayudantes antes de que puedan atreverse a descender por la pendiente empinada más salvaje, el Big Couloir.

Los principiantes harían bien en bajar en teleférico y quitarse los esquíes antes de emprender el fácil descenso por el Lower Morningstar, porque merece la pena andar por la nieve para disfrutar de la fabulosa vista panorámica. Después de todo, ¡Big Sky es un nombre apropiado!

Etiquetas: , , , , ,

Categorías: vip

Suscríbete

Subscribe to our RSS feed and social profiles to receive updates.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: