8 errores a evitar al iniciar un negocio en casa

2Steve Jobs inició el emporio de Apple fabricando, junto a sus amigos, las primeras computadoras en su casa, un ejemplo claro de que al emprendedor exitoso no lo definen unas oficinas de lujo, sino su inteligencia y talento para convertir un producto o servicio en un bien atractivo para los usuarios.

Por lo tanto, el trabajo desde casa no tiene por qué ser una limitación. De hecho, puede ser la medida más adecuada en determinadas situaciones, especialmente si se desea armonizar la vida laboral y familiar.

Errores comunes…

1. Pasar demasiado tiempo en casa
La soledad es la queja número uno de las personas que trabajan en su domicilio. Es un hecho que la mayoría no está preparada para desenvolverse en un ambiente de trabajo aislado. ¿Qué hacer? Programar actividades fuera de casa, como reuniones en las oficinas de los clientes, comidas en restaurantes, sesiones de trabajo en cafés y encuentros sociales con colegas y socios.

2. Trabajar 24 horas los 7 días
Es una receta para el cansancio extremo y el desastre: trabajar día y noche en el negocio. ¿Qué hacer? Así como la vida personal puede entrometerse con facilidad en la jornada de trabajo, esta última puede extenderse hasta abarcarlo todo. Lo mejor es establecer un horario y respetarlo, como en cualquier otro negocio.

3. Permitir las interrupciones
Sin un jefe mirando por encima del hombro, es fácil levantar el teléfono para tomar una llamada de amigos y familiares. Cuando esta situación, que debería ser extraordinaria, se vuelve un hábito, el negocio se ve afectado.
¿Qué hacer? Establecer dos o tres recesos a lo largo del día, para atender llamadas y otros asuntos personales.

4. Depender demasiado de los seres queridos
En las empresas convencionales, las preocupaciones suelen compartirse con los compañeros de trabajo. En cambio, cuando el negocio está en casa, son las parejas y amigos quienes tienen que escuchar acerca de los problemas laborales. ¿Qué hacer? Contactarse con profesionales que se desenvuelvan en el mismo campo o industria, desarrollar redes informales de apoyo a través de LinkedIn, Facebook y las asociaciones empresariales disponibles en la ciudad.

5. Laborar en medio de la vida familiar
El problema de trabajar en la mesa del comedor o la barra de la cocina, es que se vuelve imposible respetar el horario laboral y dedicarse únicamente al negocio. ¿Qué hacer? Aún en la casa más pequeña, es posible establecer un área reservada únicamente para la empresa. Cualquier esquina vacía es útil. Sólo hay que instalar una barrera física entre ese espacio y el resto de la casa.

16. Permitir a los empleados que abusen de la casa
Ante la presencia de empleados, un error común es no establecer reglas de comportamiento y permitirles que dañen la casa o no se comporten de forma ética en el trabajo. Por ejemplo, dejar que coman en la sala o preparen alimentos durante los horarios laborales.

¿Qué hacer? Fijar las reglas desde el principio, establecer el margen de tolerancia y dejar bien claro qué instalaciones pueden usar y cuáles, no.

7. Ocuparse demasiado sin organizarse
Es fácil sucumbir a la desorganización cuando se trabaja en el mismo sitio donde se vive. ¿Qué hacer? Mantener el orden a través de hábitos de limpieza y la organización adecuada del espacio. Instalar muebles y accesorios de oficina que permitan archivar y ordenar cotidianamente.

8. Comenzar el día sin un plan de trabajo
Si no se toman decisiones conscientes, es fácil pasar el día en pendientes insignificantes, como contestar correos de cortesía o realizar labores de contabilidad que podrían esperar a fin de mes. ¿Qué hacer? Balancear los pendientes de corto plazo con los de largo alcance, así como las tareas importantes con las urgentes. Crear una agenda diaria con las actividades pendientes y los horarios en que deberán quedar concluidas.

Ventajas
j Permite ahorrar una gran cantidad de recursos que, de otra forma, estarían destinados a pagar la renta.
j Ofrece un amplio margen para realizar actividades familiares, como el cuidado de los hijos.
j Puede reportar beneficios fiscales, por ejemplo, en las deducciones de impuestos.

Desventajas
Algunos clientes pueden considerarlo poco profesional. Para el emprendedor, puede ser difícil concentrarse en el trabajo cuando hay pendientes domésticos por realizar, o ante las visitas inesperadas. Eso, sin hablar del programa de televisión favorito…

Etiquetas: , , , ,

Categorías: bienestar

Suscribir

Subscribe to our RSS feed and social profiles to receive updates.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: