Placeres y peligros de la nieve

La canciller alemana, Angela Merkel, apunta con una muleta durante su primera reaparición pública tras su accidente de esquí, consecuencia de una caída mientras practicaba estas navidades esquí de fondo en Suiza. EFE/Kay Nietfeld.

La canciller alemana, Angela Merkel, apunta con una muleta durante su primera reaparición pública tras su accidente de esquí, consecuencia de una caída mientras practicaba estas navidades esquí de fondo en Suiza. EFE/Kay Nietfeld.

El año 2013 no terminó bien para Angela Merkel. La canciller alemana, de 59 años, se cayó mientras practicaba esquí de fondo en el valle suizo de la Engadina, cerca de Saint Moritz, una localidad conocida internacionalmente por ser uno de los rincones preferidos por la jet-set para pasar las vacaciones invernales.
El accidente tuvo lugar antes de que terminara el año y, como consecuencia de esta caída, Merkel se fracturó el anillo pélvico, una lesión que le ha obligado a suspender algunos de los compromisos de carácter laboral que tenía previstos.

Uno de los detalles que ha trascendido sobre las vacaciones de la mandataria alemana en los Alpes suizos es el tipo de esquíes que usaba. Según publicaba el diario español “ABC”, se trata de un par del modelo Germina, originales de la antigua República Democrática Alemana y que dejaron de fabricarse en 1995.

“El pasado 23 de diciembre se vio a Angela Merkel hacer esquí de fondo en Saint Moritz. Estamos orgullosos de que utilice esquíes Germina. Si bien el modelo no es el más moderno, son esquíes alemanes”, rezaba un texto publicado en la página web del fabricante y que recoge el mencionado dirario español.

El modelo de esquíes de Merkel ha dado mucho juego en distintos medios de comunicación de todo el mundo, que especulan sobre si el accidente de la jefa del Gobierno alemán está causado por la antigüedad del equipo que utilizaba.

Schumacher, mala suerte

Una imagen de Michael Schumacher esquiando en la estación italiana de Madonna di Campiglio, Italia. . EFE / EPA / ERCOLE COLOMBO

Una imagen de Michael Schumacher esquiando en la estación italiana de Madonna di Campiglio, Italia. . EFE / EPA / ERCOLE COLOMBO

Peor suerte que Angela Merkel ha corrido el expiloto de Fórmula 1, Michael Schumacher, quien continúa en estado crítico tras sufrir un accidente en la estación de Meribel, en los Alpes franceses, el pasado 29 de diciembre.Sabine Kehm, representante del exdeportista, ha negado que el accidente que el alemán sufrió fuera de pista se deba a la alta velocidad. Según publica el tabloide británico “The Guardian”, Kehm dijo a los periodistas que, al parecer, Schumacher impactó contra una roca, fue catapultado y, aparentemente, cayó de cabeza y se dio contra otra roca.“Justo antes del accidente, el expiloto se había parado para ayudar a la hija de un amigo que se había caído. Entonces, Schumacher entró en el área comprendida entre las pistas Biche y Maudit, donde ocurrió el accidente”, indica el diario británico que recoge la información del periódico alemán “Bild”.

2012 también nos dejó otro grave accidente en la montaña nevada, el que sufrió el príncipe Johan Friso de Holanda, hermano del rey Guillermo Alejandro, cuando esquiaba en la estación de Lech, en Austria.Tras el desafortunado accidente, que sucedió en febrero, la Casa Real holandesa emitió el siguiente comunicado: “Este viernes Su Alteza Real el príncipe Friso fue víctima de un alud en la estación de esquí de Lech. El príncipe se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital de Innsbruck, en Austria. Según el último parte médico, el príncipe Friso está estable pero no fuera de peligro”.

Michael Schumacher durante una caída en el slalom gigante en Madonna di Campiglio, Italia. EFE / EPA / GIORGIO BENVENUTI

Michael Schumacher durante una caída en el slalom gigante en Madonna di Campiglio, Italia. EFE / EPA / GIORGIO BENVENUTI

De hecho, el segundo hijo de Beatriz de Holanda permaneció en coma hasta el 12 de agosto de 2013 cuando finalmente falleció.

Las pistas de esquí también se cobraron la vida de Natasha Richardson, hija de Vanessa Redgrave y esposa del actor Liam Neeson. La actriz falleció en 2009, a los 45 años, tras golpearse la cabeza en un accidente de esquí en la estación de Mont Tremblant, cerca de Québec (Canadá).

Un portavoz del complejo de Mont Tremblant señaló que Richardson “se resbaló en una pista para principiantes, mientras recibía una lección de esquí. Iba acompañada de un instructor, que llamó a una patrulla y, a pesar de que al principio no mostraba ninguna herida, fue inmovilizada por su seguridad. Solo una hora después empezó a sentirse mal”.

Fue trasladada a una clínica cercana cuando parecía que su estado no era grave y, más tarde, la atendieron en el hospital del Sacré-Coeur, en Montreal. Allí entró en coma debido al traumatismo craneal que sufrió. Después fue trasladada al hospital Lennox Hill de Nueva York, donde sus hijos y demás familiares y amigos pudieron despedirse de ella.

Otro personaje célebre que falleció como consecuencia de un accidente de esquí es Michael Kennedy. En las últimas horas del año 1997, el hijo del senador Robert Kennedy y sobrino del presidente John F. Kennedy ambos asesinados en los años sesenta resbaló y se estrelló contra un árbol en una pista de Aspen (Colorado, EE.UU.).

“Según testigos presenciales, él y otros miembros de la familia estaban jugando al fútbol americano sobre la nieve, con los esquíes puestos”, publicaba el diario “El País” en su edición del 2 de enero de 1998.

Alfonso de Borbón Dampierre, duque de Cádiz, abre pista durante el Gran Premio Club Alpino Español, disputado en las pistas del Puerto de Navacerrada y presidido por los duques de Cádiz. Al final, su deporte favorito le quitó la vida.

Alfonso de Borbón Dampierre, duque de Cádiz, abre pista durante el Gran Premio Club Alpino Español, disputado en las pistas del Puerto de Navacerrada y presidido por los duques de Cádiz. Al final, su deporte favorito le quitó la vida.

Alfonso de Borbón, duque de Cádiz y primo del rey Juan Carlos I de España, también murió mientras esquiaba en Colorado, en concreto en la estación invernal de Beaver Creek.

El 30 de enero de 1989, el aristócrata encontró la muerte al toparse con un cable de acero en la pista de descenso de los campeonatos mundiales de esquí. “La pista se hallaba abierta en ese momento solo para el jurado, del que Alfonso de Borbón no formaba parte”, señalaba el diario “El País” el 1 de febrero de ese año.

Azar y accidentes de esquí

“El azar juega un papel muy importante en los accidentes de esquí. Hay muchas cosas a tener en cuenta: la edad, el sexo, la hora, el tipo de nieve, la condición del individuo, su formación, el tipo de especialidad que hace, cómo están preparadas las pistas”, afirma Aleix Vidal, traumatólogo español del Centro Médico Teknon.
“Existe toda una serie de factores que condicionan que pueda ocurrir un accidente de esquí, por lo que es muy difícil dar unos consejos generales para evitarlos”, afirma Vidal, quien también es director del Centro Médico de la estación de Baqueira y del Boí Taüll Resort.No obstante, como arma para evitar lesiones, aparte de la preparación física, el especialista señala que es fundamental la mejora o perfeccionamiento en la técnica de ese deporte, pues el esquí es muy técnico. “Las lesiones vinculadas con la nieve suelen ser de diferentes tipos en función de la especialidad deportiva elegida”, explica Ángel Bigas, médico del deporte y especialista en recuperación de lesiones de la Clínica Diagonal de Barcelona, de la Clínica del Corredor (Cos Institut) y miembro de la plataforma TheDoctors.es.

El doctor Bigas indica que, entre quienes practican esquí alpino, las lesiones más frecuentes son las de los ligamentos de la rodilla. “También es frecuente que haya lesiones de cadera y de pelvis en los esquiadores más veteranos, debido a la osteoporosis. Hay muchas tendinitis y problemas por sobrecarga”, subraya.
Por su parte, los “snowboarders”, según este especialista, “se lesionan más las muñecas y el coxis a causa de las caídas, sobre todo cuando empiezan a aprender”, subraya.

“Asimismo, aquellos que practican el snowboard suelen producirse lesiones en los tobillos, ya que llevan unas botas más blandas, que no agarran tanto como las que se utilizan en el esquí alpino”, precisa el especialista.
Para prevenir estas y otras lesiones, el doctor Bigas recomienda ponerse en forma antes de esquiar practicando ejercicio de manera regular, como montar en bicicleta, nadar o ir al gimnasio.

El especialista también señala la necesidad de calentar y estirar antes de empezar a esquiar, hacer alguna bajada lenta como calentamiento y “no ir a tope al principio”.

“Hay que usar ropa de abrigo, hacer paradas, hidratarse y comer bien, pues muchas lesiones se producen al final de la jornada, cuando el esquiador ya está cansado, no ha hecho las paradas recomendables, ni se ha avituallado”, comenta.

Del mismo modo, el doctor Bigas insiste en la necesidad de esquiar “en compañía de otros, por si se sufre algún accidente”.

El especialista en medicina del deporte apunta que el exceso de velocidad y el uso de material inapropiado se cuentan entre las principales causas de accidentes de esquí.

“El gran demonio de las lesiones de esquí es la velocidad”, asevera el doctor Vidal.
El traumatólogo también hace hincapié en la importancia de que el material para la práctica del deporte blanco sea el apropiado y poner especial cuidad en las botas, esquíes y fijaciones, así como llevar una vestimenta de calidad que no sea deslizante y que proteja de los golpes.

Al mismo tiempo, Vidal resalta la necesidad del casco y afirma que “solo el hecho de evitar lesiones leves ya justifica su utilización”.
En cuanto al esquí alpino, y de acuerdo a la estadística que maneja en el centro médico de la estación de Baqueira (norte de España), “la lesión más característica del esquí alpino es la rotura del ligamento cruzado anterior en mujeres”. En cambio, según matiza el facultativo, “la lesión más propia del snowboard es la fractura de muñeca en principiantes”.

Por su parte, el doctor Ángel Bigas destaca que, “tras una lesión, es fundamental una buena recuperación. Hay que restablecerse de forma óptima y volver a conseguir la musculatura apropiada, antes de volver a esquiar”.

Etiquetas: , , , , ,

Categorías: bienestar

Suscribir

Subscribe to our RSS feed and social profiles to receive updates.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: