Curso básico de enologia

1Una importante comida de negocios e incluso una cena romántica, ya sea en un restaurante o en casa, puede resultar más especial si se añade una botella de vino a la mesa, pero de nada sirve si se desconoce cómo disfrutar su sabor o reconocer sus características.
Sigua estos pasos para conocer los principios básicos sobre la degustación de vinos desde la comodidad de su casa.

Paso 1: Evalúe su apariencia

j¿Cómo es que la apariencia de un vino puede decir mucho sobre su calidad y origen?
jLo primero a hacer antes de probar el vino es contrastar su color sobre un fondo blanco, como en el mantel o en una servilleta. Incline la copa un poco, de manera que la luz pase por el vino hacia la servilleta, luego tome nota del color y la intensidad del vino.
jLa mayoría de los vinos tintos que no son tan añejos reflejan un color púrpura. Conforme envejecen, pierden esta intensidad y se vuelven más pálidos, adquiriendo un rojo similar al de una teja de casa. El color del vino también ofrece información sobre el tipo de uva usada. Por ejemplo, el vino hecho con uva Pinot Noir tiende a ser más pálido que el resto.
jEsta prueba de color también se aplica en vinos blancos, cuyos colores tienden a profundizarse conforme añejan. Los vinos blancos provenientes de climas más fríos no suelen tener tanto color como los de climas más cálidos.
jDespués de revisar su color, gire el líquido un poco dentro de la copa, como haciendo un remolino. Esto deja ver las “piernas” del vino: la delgada capa aceitosa que se cierne sobre toda la pared interna de la copa después de agitarlo.
jExiste el falso rumor de que la calidad del vino es mejor cuanto más se mantiene esta capa pegada a la copa. En realidad sólo indica su contenido alcohólico: mientras más piernas, más alcohol.

3Paso 2: Compruebe el buqué

jEl siguiente paso es verificar su olor o buqué. Gire de nuevo el vino en la copa para exponer más vino al aire o “dejar que el vino respire”. Después de girarlo, meta la nariz en la copa y aspire por completo.
jLos vinos jóvenes tienden a aromas frutales o florales; como ligeras notas a frambuesa o a cítricos. Los vinos más añejos tienen aromas más complejos; como terrosos o a roble, césped, canela, clavo, menta o pino.
jSi le gusta el olor, es probable que sea un buen vino.

Paso 3: Preste atención al sabor

j¡Finalmente, es momento de beber el vino! Pero sea consciente del hecho de que muy poco del sabor real proviene de la sensación de su lengua. Retome más sabores reteniendo el vino unos cuantos segundos y paséelo por toda su boca con ayuda de la lengua, y preste especial atención a los sabores cuando éste desciende por su garganta.
jAl degustar vinos, bébalos en pequeños sorbos para liberar todos los sabores en su boca. Piense en el cuerpo y el peso del vino: ¿es rico y pesado, o ligero y delgado?
jSi el platillo principal es un filete de res y el vino es ligero y afrutado, considere pedir una botella diferente. Todos los vinos tardan un poco en desarrollar su sabor a plenitud una vez que se vierten fuera de la botella; lo mismo sucede en la boca.

Paso 4: Saboree el “final” del vino

jSe conoce como “final” del vino a la longitud de sabor que permanece en la boca. Algunos vinos pueden permanecer hasta un minuto. En términos generales: mientras más largo sea el final, mejor es el vino. ¡Salud!

Etiquetas: , , , , , ,

Categorías: gourmet

Suscribir

Subscribe to our RSS feed and social profiles to receive updates.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: