Omega 3, un suplemento indispensable

Las nueces son frutos secos ricos en Omega 3.

Las nueces son frutos secos ricos en Omega 3.

Esta sustancia no puede ser generada por el cuerpo, por lo que requiere ser ingerida. Una alimentación balanceada que incluya peces grasos como el salmón y el atún, así como linaza y nueces, le permitirá obtener la cantidad necesaria de omega 3.

Los médicos generalmente sugieren comer salmón y otras variantes de pescados, por lo menos, dos veces por semana. Estos alimentos son ricos en ácidos grasos omega 3 que el cuerpo no puede generar, y que provocan efectos saludables en el corazón y el cerebro.

El omega 3 es una sustancia que beneficia de manera considerable al organismo. Ayuda para la coagulación de la sangre y a prevenir infartos y pancreatitis. Sin embargo, aún falta realizar más estudios que confirmen sus beneficios, por lo que lo mejor es consumirlo bajo prescripción médica.

Se encuentra en la naturaleza
Los ácidos grasos omega 3 se encuentran prin­cipalmente en peces grasos como el salmón, las sardinas, el atún, verdeles y arenques. También están presentes en la linaza y las nueces. Aunque se recomienda que la dieta diaria esté complementada con omega 3, la mayoría de las personas lo obtienen de manera deficiente a lo largo del año y, en general, de su vida.

Si es su caso, lo recomendable es que consuma más pescado y otros alimentos que contengan el suplemento. De cualquier manera, obtendrá proteínas, minerales y vitaminas extras.

Si no consume alimentos con el suplemento, puede obte­nerlo por otras fuentes, como los suplementos en presenta­ción de cápsulas que recomiende el médico. Para casos específicos, el doctor se los puede prescribir si sus niveles de triglicéridos están por encima de los 500 miligramos por decilitro.

Su ingestión provoca que disminuyan los riesgos de ataque al corazón. También ayuda a prevenir la inflamación del páncreas, conocida como pancreatitis. Sin embargo, los espe­cialistas señalan que aunque hay indicios de estos beneficios, todavía son necesarios más estudios concluyentes.

3Fuentes naturales
Los peces de aguas frías son la fuente más rica de Omega 3. Pero también hay otras opciones. En el reino vegetal hay semillas de chía o salvia hispánica que contiene la proporción de Omega 3 más alta conocida hasta ahora. La Salvia sclarea también provee el suplemento y es muy estable porque, como las semillas de chía, contiene antioxidantes naturales.

Una variación del maní, conoci­da como Sancha inchi, de origen amazónico, también es rica en Omega 3. El lino y las semillas de calabaza proveen la sustancia en cantidades abundantes.

Las semillas de cáñamo también contienen el suplemento, pero por tener una cáscara muy dura resultan un poco desagradables para su consumo. Estudios serios demostraron que los ácidos gra­sos de las nueces son más efecti­vos para reducir el colesterol que los del pescado.

Prescripción necesaria

  • Los suplementos de omega 3 ayudan a suplir la falta de ácidos grasos en las dietas, como se ha demostrado. Pero los estudios aún no han sido conclu­yentes para precisar los beneficios que aporta esta sustancia al organismo si se consume en pequeñas dosis diarias.
  • De cualquier manera, los cardiólogos recomiendan incrementar las dosis del suplemento a las personas que tienen padecimientos del corazón. Si se encuentra en estos casos, es mejor que le pregunte a su médico cuál es el suplemento y la dosis precisa para consumir.
  • Las cápsulas de aceite de pescado que se venden únicamente con orden médica, contie­nen mayores dosis de omega 3 que las versiones comerciales. Se recomienda que sean toma­das no más de cuatro cápsulas de un gramo al día, en los casos que indica el médico.
  • Hay que tener cuidado, porque no hay un control rígido sobre los suplementos comercia­les que pueden no ser puros y contener otros ingredientes y hasta contaminantes.
  • El consumo de estas cápsulas puede tener ligeros efectos secundarios, como eructos repetidos y un ingrato olor a pez en el aliento, así como desorden estomacal.
  • Es indispensable hablar con el médico para consumir omega 3 en el caso de las mujeres embarazadas o que le den pecho al bebé; cuando consuman medicamentos para la coagula­ción; o si tienen alergias a los peces y productos del mar.

Nota: Independientemente de los padecimientos que tenga y las precauciones que debe tomar, pregunte a su médico si necesita el suplemento. En la mayoría de los casos, sólo se requieren ajustes en la dieta. En caso que se lo ordene, debe decirle qué clase de omega 3 debe ingerir.

Para enfermedades mentales

  • Especialistas han hallado que el consumo de omega 3 ayuda a reducir efectos de enfermedades mentales, aunque aún quedan estudios pendientes por corroborar los beneficios.
  • En el trastorno bipolar, los estudios han demostrado los efectos positivos de los ácidos omega 3 como tratamiento coadyuvante para los síntomas de depresión y de trastorno bipolar, aunque los resultados no son concluyentes.
  • Hay pruebas que demuestran que ayuda a prevenir la demencia. Además, los científicos han encontrado pruebas alentadoras que indican que los suplementos de omega 3 reducen los efectos de la esquizofrenia. Pero aún faltan más análisis.
  • Mientras los científicos llegan a conclusiones, se puede consumir libremente pescado. Si no es alérgico, le hará mucho bien.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Categorías: bienestar

Suscribir

Subscribe to our RSS feed and social profiles to receive updates.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: