Es divertido ser Bruce Willis

2Con más de tres décadas en la pantalla grande, este actor sigue disfrutando de su trabajo y es por eso que sigue siendo uno de los más solicitados de Hollywood.

“Me han pedido que haga numerosas cosas por cuestiones de mi trabajo” afirma Bruce Willis sonriendo. “Algunas de esas incluyen armas. Otras son chistes. De vez en cuando he llegado a besarme con mujeres con las que no estoy casado en la vida real. Pero, en mi nueva película, me tocó besar a dos mujeres. ¿Con qué frecuencia puede ocurrirle eso a la mayoría de la gente?”.

El actor, nativo de Nueva Jersey y de 58 años, de humor jovial, se sienta en un hotel de Manhattan para la entrevista. Es divertido ser Bruce Willis y no le importa que otra gente participe de esa diversión. Las dos mujeres a las que él besa en su película más reciente, Red 2, están en los primeros lugares de la lista de besables de cualquier hombre: Mary-Louise Parker y Catherine Zeta-Jones. Ellas son las estrellas, al lado de Helen Mirren, John Malkovich y Anthony Hopkins, recién llegado a esta continuación de la exitosa Red (2010), en la que Malkovich, Mirren, Willis y Morgan Freeman interpretan a unos agentes retirados de operaciones encubiertas de la CIA que de pronto se encuentran atrapados en una última aventura.

Esta continuación reúne a los tres sobrevivientes de nuevo en acción. Willis regresa como el agente secreto retirado Frank Moses, que lleva una alegre vida suburbana con su novia Sarah (Parker) hasta que se entera –a la mala– de que él y sus excolegas están en la mira de los asesinos. Pronto reunirá de nuevo a la banda y se dispondrá a demostrar que no hay mejor espía que un agente viejo.

Trabajo y diversión
“Siempre me emociona ver quién viene a trabajar en estas películas”, dice Willis. “Me entusiasmó mucho ver que Anthony Hopkins se integrara al elenco. Yo he estado en este juego desde hace ya mucho tiempo. Es bueno echar una mirada al escenario y decir: ‘Soy fan de él, soy fan de ella. Un momento, ese otro actor también me encanta.’ ¿Cuántas veces podemos trabajar con nuestros héroes y divertirnos al mismo tiempo? La pasamos de maravilla haciendo estas películas. No siento que la hayamos tomado muy en serio, pero al trabajo sí lo tomamos en serio’’.

El ligero tono irónico de las películas de Red, que están basadas en una serie de historietas de Warren Ellis y Cully Hamner, es lo que le atrae a Willis. “Yo estuve un poco más confundido en la primera película de Red respecto de ese tono”, admite. “Estábamos haciendo muchas cosas al mismo tiempo: comedia, acción y romance. De hecho, hay más romance en esta nueva’’.

Frank y Sarah, de hecho, ya han caído un poco en la monotonía, pasando los sábados en Costco y siempre comiendo en casa. A ella le preocupa haber perdido el espíritu de aventura en su relación que empezó, en la primera parte, en medio de balazos y explosiones. ‘’Hay que mantener frescas las relaciones’’, recomienda Willis. ‘’Pero en Red 2, Frank está muy ofuscado. Ha ignorado la frescura y se ha concentrado en mantener a salvo a la mujer que ama. Yo puedo identificarme, claro, porque estoy casado y tengo hijas. La seguridad es lo número uno conmigo. ‘Seguridad’ es mi segundo nombre. De todos modos, me encanta interpretar personajes ofuscados que realmente no saben qué está sucediendo. El está un poco atrasado en la cadena de información en esta película y ni siquiera sabe lo que está pasando en su vida romántica’’.

En entrevista por separado, Mary-Louise Parker, que es diez años menor que Willis, dice que el atractivo del actor en la pantalla también se traslada fuera de ella. “El es un tipo macho, tipo héroe de acción, pero por debajo es muy tierno. Eso puede verse cuando habla de sus hijas. Toda la cara le cambia. Las ama profundamente”.

 

Mary- Louise Parker, Bruce Willis y John Malkovich en una escena del filme Red 2.

Mary- Louise Parker, Bruce Willis y John Malkovich en una escena del filme Red 2.

El superBruce
Willis debutó en el cine con The First Deadly Sin (1980), pero este excantinero irrumpió con éxito en la pantalla chica cuando, junto con Cybill Shepherd, protagonizó la serie Moonlighting (1985-1989). El programa seguía al aire cuando Willis fue seleccionado para encarnar al detective John McClane en Duro de matar (1988), que llegó a ser uno de los éxitos más grandes de los años ochenta.

Desde entonces ha sido una estrella internacional, con créditos de la talla de Pulp Fiction (1994), Twelve Monkeys (1995), Armageddon (1998), Sexto sentido (1999), Mi vecino, el asesino (2000), Sin City (2005), Moonrise Kingdom (2012) y Looper: asesinos del futuro (2012). A continuación, en su agenda viene la segunda parte de Sin City: A Dame to Kill For, programada para este año y, posiblemente, una sexta aventura como John McClane.

Un gran papá
En el frente personal, Willis y su primera esposa, la actriz Demi Moore, son los padres de tres hijas: Rumer, de 24 años; Scout, de 21 años; y Tallulah, de 19 años. Willis y Moore se divorciaron en el 2000, pero siguen siendo buenos amigos y cooperan en la crianza de las hijas. Nueve años después, se casó con la modelo Emma Heming, con quien tiene una hija de un año, Mabel Ray. “Yo sí cambio los pañales”, revela el actor. “Es un poco humillante, pero estoy feliz de hacerlo. Mi vida es estar rodeado de mujeres en la casa”.

 

Etiquetas: , , , , ,

Categorías: Personajes

Suscríbete

Subscribe to our RSS feed and social profiles to receive updates.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: