Tokio, la ciudad sin límites

Vista de Tokio, con el fondo del Monte Fuji.

Vista de Tokio, con el fondo del Monte Fuji.

Esta ciudad destaca por sus imponentes rascacielos y su vida artística.

Ryukichi Terao es un reconocido hispanista de la Universidad Ferris de Yokohama que tiene entre sus aficiones el cálculo de la extinción de los japoneses. Aunque el archipiélago está sobrepoblado, la tasa negativa de natalidad augura que en el año 3000 habrá 27 japoneses y en 3085 sólo quedará uno.

La anécdota es recordada por el escritor Juan Villoro. Resulta chocante. Hay otros vaticinios que también nos sorprenden, como el que fija en 2030 –pasado mañana– el año en el que Venecia se quedará sin ningún vecino en el centro de la ciudad, pero resulta complicado pensar en ese último japonés, sobre todo cuando caminas por el paso de peatones del barrio de Shibuya, en Tokio, un cruce de seis calles que cuando se abre al viandante se transforma en una animada alfombra humana donde apenas se vislumbra el asfalto. El Gobierno Metropolitano asegura que lo pisa más de un millón de personas al día. Por la noche, el espectáculo se ilumina bajo las pantallas gigantes y los neones. Shibuya es un barrio de restaurantes, bares, tiendas, tribus urbanas y de una agitada vida nocturna. Uno de sus iconos es un centro comercial, el Shibuya 109, frecuentado por las chicas gyaru, obsesionadas con la moda, el maquillaje y la música shibuya-kei.

Nuestro amigo Ryukichi Terao tampoco luce reloj ni smartphone, así que no debe frecuentar Akihabara, también conocida como la ciudad de la electrónica. Se trata de un barrio repleto de tiendas de videoconsolas, ordenadores, cámaras digitales y teléfonos celulares. También es el escenario de los maid cafés, bares y restaurantes vestidos con la estética del anime y la cultura manga. Las camareras actúan como unas chiquillas disfrazadas de doncellas, la aventura soñada de todo otaku (individuos con cierta obsesión por el manga).

 

Torre Skytree

Torre Skytree

¡Qué rascacielos!
Tokio acaba de estrenar rascacielos. Aunque, como ya sabemos, el próximo milenio quedarán pocos japoneses, Tokio suma ahora mismo más de 12 millones de habitantes y sus edificios crecen a lo alto. Hay un riesgo más cercano que el de la extinción y que parece incompatible con este tipo de construcciones: los terremotos.

He visitado Tokio en varias ocasiones, la última en marzo de 2011. El día 11 a las 14.46 pm estaba en el restaurante de la planta 40 del hotel Park Hyatt cuando se desató el terrible terremoto de magnitud 8.9 en la escala Richter. El Park Hyatt, el estupendo hotel de lujo donde se rodó la película de Sofia Coppola, Lost in translation, ocupa los pisos que van del 39 al 52 en una de las tres torres que forman la Torre Park Shinjuku. Desde los ventanales y sin apenas poder guardar el equilibrio, vi balancearse a los otros dos edificios como si se tratara de palmeras en primera línea de mar durante una tormenta.

Japón concentra buena parte de la actividad sísmica del planeta. Pese a la violencia del terremoto y sus réplicas, Tokio salió totalmente indemne del embate. Soportó con garantías el daishinsai (el gran terremoto). Otra cosa fue lo que sucedió en la costa nororiental japonesa con el desastre natural del tsunami que siguió al terremoto.

Templo en el parque Ueno, en Tokio.

Templo en el parque Ueno, en Tokio.

Monte Fuji
El rascacielo que se inauguró recientemente en el barrio de Sumida es la Tokyo Skytree, una estructura que aspira a convertirse en símbolo identitario. Se trata de la torre de televisión más alta del mundo con 634 metros, que superó, sin daño alguno, la violencia del seísmo. En la página web http://www.tokyo-skytree.jp se pueden comprar con antelación las entradas para ascender al observatorio ubicado a 450 metros de alto. Desde ahí el Monte Fuji se contempla nítido, como una acuarela colgada en el cielo de Japón.

El Monte Fuji se alcanza en apenas hora y media de tren desde el centro de Tokio. La excursión al volcán sagrado tiene una importancia ritual para los japoneses. Cada verano –la estación en la que resulta accesible–, lo ascienden familias enteras. Coronar la cumbre, situada a 3.776 metros, supone una caminata de unas cuatro horas o más de duración, en función de la estación desde donde tomas el teleférico. Desde junio, la cima forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco por tratarse de “inspiración de poetas y artistas y objeto de peregrinación desde hace siglos”.

 

Lámparas características de esta región.

Lámparas características de esta región.

En Agenda

El Museo de Arte Contemporáneo Hara (en Kitashinagawa, Shinagawa-ku) exhibe hasta el mes de septiembre la exposición fotográfica Enoshima, de Eiichiro Sakata. La muestra es el resultado de 16 años de trabajo del reputado fotógrafo japonés y una oportunidad para conocer un museo pequeño y elegante ubicado en una mansión aristocrática construida en 1938 por Kunizo Hara. El museo está diseñado por Jin Watanabe, quien también diseñó el edificio principal del Museo Nacional de Tokio en Ueno.

Maleta literaria

El escritor Haruki Murakami suena cada año como aspirante al Premio Nobel de Literatura. Tokio blues, After Dark y Kafka en la orilla son algunas de sus obras más aplaudidas. Entre los autores clásicos destacan Kenzaburo Oe, Yukio Mishima –que se suicidó llevando a cabo la muerte ritual del seppuku– y Junichiro Tanizaki. El escritor Natsume Soseki publicó en 1906 Botchan, una de las novelas niponas más hilarantes y magnéticas de todos los tiempos.

Etiquetas: , , , , , , ,

Categorías: vip

Suscribir

Subscribe to our RSS feed and social profiles to receive updates.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: