Las espinacas mejor crudas

4Son uno de los alimentos más nutritivos que proporciona la naturaleza, pues ayudan a prevenir numerosas enfermedades. Los expertos recomiendan servirla en estado crudo para aprovechar mejor sus beneficios.

Popeye hizo popular a la espinaca como un alimento altamente nutritivo. El marinero de la fantasía animada ingería una lata de este vegetal y, cargado de vigor, fulminaba con sus superpoderes a los malvados. La ciencia dice que este personaje llevaba una dieta adecuada, porque la espinaca es una de las hierbas más nutritivas que hay en la naturaleza. Y la mejor manera de ingerirla, para optimizar su beneficio, es en su delicioso estado crudo.
La espinaca se encuentra en la naturaleza en tres variedades, todas ellas comestibles. La gente acostumbra cocerlas cuando sus hojas están maduras, o servirla en estado crudo cuando están tiernas para acompañar ensaladas.

Este alimento es rico en fibra, vitamina K, acido fólico y potasio. Es recomendada para combatir el colesterol, para ayudar a la reducción del peso corporal y a balancear la dieta de las mujeres embarazadas. Además, los médicos señalan que siempre es mejor comerla en estado natural, sin haberla hervido o freído. De esta manera, de ella se obtienen los siguientes componentes: agua, energía, grasas, proteínas, carbohidratos, fibra, potasio y calcio, fósforo, sodio, magnesio, hierro, zinc, vitaminas C, B2, B6, A y E, ácido fólico y niacina.

La mejor manera de aprovecharla es comerla casi todos los días, pero en reducidas cantidades, pues puede provocar efectos adversos que pueden resultar dañinos.

3Beneficios
1. Ayuda a prevenir el cáncer.
Se ha comprobado que su consumo regular previene la aparición de tumores, principalmente en los pulmones. Por ello, se recomienda que lo incluyan en su menú las personas que tienen el hábito de fumar o que son adictas al tabaco. La naturaleza anticancerígena de la espinaca es su componente beta-caroteno, que al ingresar al organismo se transforma en benéfica vitamina A. Contiene antioxidantes que previenen las tumoraciones en los pulmones, en la boca y en el estómago. Además, previene la incidencia del agresivo cáncer de próstata y enfermedades cardiacas.

2. Mantener el peso adecuado.
Las personas interesadas en perder peso, encuentran en las espinacas un excelente auxiliar. Esta verdura está conformada en un 92% por agua y contienen 22 kilocalorías por cada 100 gramos. Pero para que funcione en una dieta reductiva, es indispensable combinarla con alimentos que sean bajos en calorías.

3. Nutrir en el embarazo.
Por su alto contenido en zinc y ácido fólico es muy recomendable durante el embarazo, para llevar un período de gestación saludable. El zinc interviene la buena formación de los huesos. El ácido fólico, a su vez, previene deformidades en el tubo neural del embrión, del que se desarrolla el sistema nervioso central, así como la espina bífida del feto.

4. Combatir la anemia.
Para combatirla es también un valioso aliado, pues es rica en hierro. De ahí surge la leyenda de Popeye y sus brazos convertidos en martillos demoledores. Y, por su rico contenido en vitamina K, ayuda a reforzar los huesos y a la coagulación de la sangre.

5. Remover el colesterol.
También está demostrado que comer espinacas previene fracturas óseas o el sangrado profuso en las lesiones. Y es una excelente ayuda para la circulación sanguínea, pues remueve el colesterol y elimina las placas que se forman en las arterias y causan la arteriosclerosis.

6. Proteger la vista.
La vista se ve beneficiada con el consumo de este vegetal maravilloso. Los antioxidantes luteína y zeaxantina abundan en la espinaca y protegen los ojos en la formación de las cataratas y las degeneraciones propias de la edad.

2¿Cuándo no hay que consumir espinacas?

No todas las personas pueden consumir espinacas. Se recomienda que se abstengan de su ingesta los enfermos de reumatismo y de padecimiento del riñón.

  • De hecho, aunque no haya síntomas de estas dolencias, tampoco es recomendable comerla en exceso. Es rica en ácido oxálico, que combinado con otros minerales que también contiene el mismo vegetal, como magnesio, potasio y hierro, pueden producir oxalatos, que forman las piedras renales.
  • Esto también puede provocar, en reumáticos, afectación en los tejidos en sus articulaciones. O pueden empeorar los síntomas de la artritis. Por estas mismas razones, aunque es una planta rica en calcio, no se recomienda para combatir la osteoporosis. 
  • Una de las consecuencias colaterales de incluir abundante espinaca en la comida es la hípercarotenodermia, que produce una coloración amarillenta en la piel. Pero no hay que alarmarse. Está comprobado que el color regresa a su estado natural cuando se deja de consumir el alimento y no quedan efectos secundarios.

Etiquetas: , , , , ,

Categorías: bienestar

Suscríbete

Subscribe to our RSS feed and social profiles to receive updates.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: