El refugio de Guayasamín

En esta antesala se aprecia la mesa, donde descansa un Cristo Colonial y una corona adornada con piedras preciosas.

En esta antesala se aprecia la mesa, donde descansa un Cristo Colonial y una corona adornada con piedras preciosas.

La Casa-Museo Guayasamín alberga las obras de esta reconocida leyenda del arte, pero además guarda la esencia y los recuerdos de su vida.

Después de la muerte del reconocido pintor, su casa permaneció cerrada durante años, sufriendo los consecuentes deterioros. Para cumplir con su deseo de abrirla como museo al acaecer su muerte, se han realizado las reformas y reparaciones necesarias para que actualmente sea otro testigo de la vida del recordado maestro.

Viajando un poco a través de la historia, Yandana Guayasamín, encargada de las actividades culturales, eventos y visitas –además de ser una de sus nietas–, explica que después de la muerte de su abuelo, el 10 de marzo de 1999, no se pudo cumplir con este anhelo debido a problemas que surgieron, que estaban relacionados con la herencia. Este conflicto legal duró varios años y gracias a una mediación, finalmente se pudo solucionar. Dentro de la negociación, la Fundación Guayasamín debió desocupar el local en el que había funcionado durante años, sin embargo pasó a tener la casa del pintor, ubicada a un lado de la Capilla del Hombre.

La reparación integral de las habitaciones y obras de arte que encierra esta maravillosa casa-museo tomó varios meses. Adicionalmente, se acondicionó una sala especial para la exhibición de la obra del pintor… Un lugar digno de ser visitado y admirado.

En este rincón destacan las obras: Quito Azul, Flores Secas (que no se ve desde este ángulo) y Paisaje de Quito (Casas de San Juan).

En este rincón destacan las obras: Quito Azul, Flores Secas (que no se ve desde este ángulo) y Paisaje de Quito (Casas de San Juan).

De su vida y obra
Oswaldo Guayasamín nace en Quito. De padre indio y madre mestiza, fue el primero de diez hijos. Desde antes de los ocho años, empieza a hacer caricaturas de los maestros y compañeros de la escuela. En la Plaza de la Independencia vende también cuadros hechos sobre trozos de lienzo y cartón con paisajes y retratos de estrellas de cine. En 1941, obtiene el diploma de pintor y escultor de la Escuela de Bellas Artes en Quito. Un año después, expone por primera vez en una sala particular de la ciudad. Impresionado con su obra, Nelson Rockefeller compra varios cuadros y lo ayuda en el futuro. Permanece en Estados Unidos durante seis meses, donde trabaja para después viajar por varios países de América del Sur, en los que cultiva amistades con artistas y personalidades de la región. Además, encuentra en todos estos países una sociedad indígena oprimida, temática que, desde entonces, aparece siempre en sus obras.

La biblioteca personal del maestro, la que actualmente se ha unificado con la biblioteca institucional de la Fundación Guayasamín.

La biblioteca personal del maestro, la que actualmente se ha unificado con la biblioteca institucional de la Fundación Guayasamín.

Es elegido Presidente de la Casa de la Cultura Ecuatoriana en 1971, a la vez que lleva sus obras a las mejores galerías del mundo: Venezuela, Francia, México, España, Colombia, China y Unión Soviética, entre otros. En 1976 crea la Fundación Guayasamín, a la que dona su obra y colecciones de arte, ya que concibe este como un patrimonio de los pueblos. En 1978 es nombrado miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, de España y un año después se convierte en miembro de honor de la Academia de Artes de Italia.

Retrata al Rey Juan Carlos de España y a Fidel Castro por tercera vez, dos de los más de tres mil retratos que pintó y entre los que se encuentran grandes figuras mundiales, artistas y amigos. Donó murales al Congreso ecuatoriano y a la UNESCO. Es autor del mural principal de la sede permanente del Parlamento Latinoamericano y de otro en el Aeropuerto de Barajas, en Madrid.

Pieza que destaca: Boceto del Monumento a Rumiñahui, realizado en bronce repujado.

Pieza que destaca: Boceto del Monumento a Rumiñahui, realizado en bronce repujado.

La Casa-Museo
Para Yandana, esta casa es un espacio lleno de historias y anécdotas de la vida personal de Guayasamín. Construida en 1976, bajo el diseño del pintor y de su hermano Gustavo, esta fue su vivienda durante toda la vida. Consta de 2.800 metros cuadrados y tiene una magnífica vista de la ciudad. El artista fue quien decidió los sitios donde se ubicaría cada pieza de arte, hasta el lugar donde estaría sembrado cada árbol de su jardín. Su casa fue para él, espacio de recogimiento e inspiración, en ella disfrutaba de momentos de soledad y también de la compañía de familiares, amigos y personalidades de renombre mundial. Las piezas de arte (nacionales e internacionales, inclusive de algunos grandes maestros de la pintura universal) que él consideraba estéticamente más importantes están exhibidas en este espacio.

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , ,

Categorías: iconos y obras

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: