Las formas de Eduardo Arroyo

Su obra es difícil de definir, son mágicas abstracciones de colores, y otras de blanco y negro, y sin un tema particular, ya que nacen de la constante evolución creativa innata del pintor.

La obra de Eduardo Arroyo ha sido calificada por expertos como innovadora y llena de sensibilidad: “Un poeta de la línea y el color, un dibujante sin trazo previo”, doctora Inés Flores, 2006. “Lo importante es su experiencia con el lenguaje plástico y, sobre todo, esa extraordinaria sensibilidad de la que los dioses le han dotado, tanto para sufrir como para crear”, Rodrigo Villacís Molina, 2006.

Oleo, acuarela, lápiz y carboncillo son algunos de los materiales con los que elabora cada una de sus obras.

Oleo, acuarela, lápiz y carboncillo son algunos de los materiales con los que elabora cada una de sus obras.

Una vida llena de arte
Los colores y las formas lo han acompañado durante su creación hace, aproximadamente, 35 años cuando se inició en esta carrera. Nacido en Quito, en 1953, Eduardo Arroyo se define como pintor y dibujante. “Depende de los momentos creativos utilizo una u otra forma”, explica.

Sus estudios en esta profesión los realizó en prestigiosas academias europeas, como la Escuela de Artes Decorativas en Madrid, y en otras instituciones de Perugia y París. Sus imponentes obras forman parte de colecciones privadas en ciudades internacionales, entre las que destacan Cali, Santiago de Chile, Zurich y Miami; aunque prefiere exponer dentro del país. Sus creaciones están en Quito, Guayaquil y Cuenca.

De su profesión, Eduardo dice que le agrada “la unión hipostática de lo eterno y lo efímero. El arte es una idea que se materializa, no es una forma, sino lo que inspira y lo que significa”. El artista ha vivido inmerso en el mundo del dibujo y la pintura desde que recuerda, pues siempre ha sido su pasión. Dice que se identifica con todos los pintores de esta época porque junto a ellos “vivimos el todo”.

 

El artista se define como pintor y dibujante.

El artista se define como pintor y dibujante.

Libre para crear
Sobre los elementos que definen su obra, Eduardo Arroyo trabaja de diferentes maneras. “Con elementos pictóricos cargados de color y otros exclusivamente en blanco y negro”. El se ve a sí mismo como un artista que no se ata a ninguna técnica ni lugar, pues afirma que siempre evoluciona. Hace abstracción y también figurativismo. Dice que el individualismo de cada una de sus obras tiene un momento propio.

Oleo, acrílico, acuarela, pastel, tinta, grabado, lápiz, sepia y carboncillo son los materiales con los que elabora cada una de sus obras, que tienen como característica principal la libertad de la creación. El pintor quiteño aprecia inequívocamente el arte verdadero. “El arte de hoy navega en el vacío, se funda en imitaciones irónicas, propias de quienes, por carecer de fuerza creadora, sonríen indulgentes ante las creaciones anteriores. Una sensación de agotamiento lo invade todo”, concluye.

 

"El arte de hoy navega en el vacío, se funda en imitaciones irónicas", dice Arroyo.

“El arte de hoy navega en el vacío, se funda en imitaciones irónicas”, dice Arroyo.

Lo más reciente
Su última exposición, que está actualmente exhibida en la Galería Ileana Viteri, en la ciudad de Quito, tiene como características principales la luminosidad y, aunque parezca contradictorio, la protesta por el maltrato a la naturaleza.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorías: iconos y obras

Suscribir

Subscribe to our RSS feed and social profiles to receive updates.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: