Los exóticos encantos de China

Lijiang –Patrimonio de la Humanidad declarado por la UNESCO y centro de los naxi, una de las minorías étnicas más vibrantes de China– es uno de los principales destinos de los turistas chinos y un nuevo favorito del mundo entero.

La palabra “pasmoso” aplicada a una ciudad china a menudo hace referencia a contaminación inductora de ataques respiratorios. Pero en el caso de Lijiang, una población de 1.2 millones situada en la suroccidental provincia de Yunnan, la palabra toma su significado de dejar con la boca abierta. Aquí, el horizonte es el Himalaya y el cielo azul que se alza sobre las calles de piedra de la ciudad, los canales alineados con sauces y los techos de teja negra son confiablemente visibles.

Las ofertas de Lijiang son tan vertiginosas que el Casco Viejo está lleno de letreros vagamente semejantes a galletas de la suerte como “Las montañas y los ríos serán sus amigos y estará con buena reputación como turista civilizado”. Traducción aproximada: ¡Compórtese!

 

Carne de yak
Lijiang fue construida para el comercio hace aproximadamente 800 años y sigue siendo una ciudad comercial. Alguna vez punto de comercio crucial del Antiguo Camino de Caravanas de Caballos y Té que conectaba a la provincia de Yunnan con el Tíbet, actualmente atiende, principalmente, a turistas de Beijing y Hong Kong (a quienes, todo parece indicarlo, realmente les gusta mucho la carne seca de yak). Lo principal que tiene que saber sobre hacer compras en el exclusivamente peatonal Casco Viejo es que muchas tiendas, como las que venden joyería de plata repujada y barras de té, se repiten en casi cada calle. Dedique varias horas a inspeccionar arte Mao (como los bolsos de lona “Oba Mao”, que muestran al Presidente Obama con traje Mao). Encontrará que hay muchos Talleres de Papel Donga, una cadena que vende pantallas de lámparas y libros con papel fabricado localmente, pero vaya a la de Lower Xinyuan Lane, Guangyi Street, donde podrá hacer su propio pliego de forma tradicional.

 

Uno de los puentes que cruza la plaza llamada Square Market.

Uno de los puentes que cruza la plaza llamada Square Market.

Sobre todo
En Square Market, la plaza principal del Casco Viejo, los visitantes serpentean entre hombres a caballo que intentan atraer jinetes dispuestos a pagar. Grupos de baile naxi se inclinan, aplauden y giran. Para verlo todo, tome altura. Bells Restaurant and Bar (1 Square Market), situado en un segundo piso, ofrece una fina selección de tintos neozelandeses, con vista a la acción más abajo.

Cena de libélulas
En la ventana principal de 88 Snack (88 Wuyi Street) una mujer rebana tiras de jalea de guisantes elaborada con frejoles negros. Detrás de esta sencilla fachada está el mejor restaurante de la ciudad de comida naxi. El pollo picante Dongba está a la altura de su nombre, y la ensalada de berenjena asada es el paraíso del ajo. Los aventureros pueden probar libélulas fritas, que saben a algas marinas especialmente crujientes.

Refrésquese
El antídoto para la “Calle de Bares” (también conocida como Xinhua Street), donde los centros nocturnos presentan música que resuena en la cabeza y donde grupos de jóvenes de pelo largo bailan bajo reflectores, es Freshnam Cafe (119 WuYi Street), localizado en una zona tranquila del otro lado de la ciudad. La gente va a Freshnam, administrado por Nam Jiwoo, empresario coreano, por su ambiente sencillo (una barra negra y un escenario chico), por las cervezas internacionales y por la música, que tiende a la vena folklórica-rock, aunque con un poco de suerte verá una presentación de danza árabe.

 

Una mujer naxi, vendedora de papel.

Una mujer naxi, vendedora de papel.

Para llevar, estilo naxi
La mañana es la hora ideal para vagar por el Casco Viejo. Sin la presión de otros turistas, los puentes de piedra arqueados de las tres ramas del río Yuhe que fluye por la ciudad, las paredes cubiertas de hiedra y los árboles florecientes que protegen canales llenos de peces koi parecen aún más encantadores. Perderse en un callejón serpenteante es la mejor forma de valorar la arquitectura naxi, con paredes de estuco, pesadas puertas de madera, polines y contraventanas, así como amplios techos con crestas que se curvan en los extremos, cual practicantes de yoga en pose de cobra. El desayuno perfecto puede encontrarse en una sección de Qiyi Street con vendedores de comida que ofrecen huevos hervidos ensartados en varitas de madera, panqueques de papa desmenuzada, “dumplings” asados y lo que se ve como una versión china de tacos para desayuno (con huevo y verduras).

Hacia Baisha
Aproximadamente a 9.5 kilómetros al norte del Casco Viejo está el pueblo de Baisha, que sólo tiene una calle. Capital original de los naxi antes de mudarse a Lijiang, Baisha se sitúa en la base de la Montaña de Nieve Dragón de Jade. El camino panorámico para llegar a Baisha es en bicicleta; alquile una por 200 renminbi diarios en Ali Baba Cafe (Red Sun Square). Pasará frente a la dramática Piscina Dragón Negro y el embalse de Qing Xi Shui Ku. El radio de cafés y tiendas impresionantes por metro cuadrado es más alta que en Lijiang; por ejemplo, Miliang (14 San Yuan Village, Baisha) vende bolsos de lino exuberantemente pintados. No obstante, la vibra de aquí es más relajada, a menos que sea uno de los ancianos naxi que juegan feroces partidas de mahjong en la esquina de la calle.

Le dicen Dr. Ho
No puede ir a Baisha y perderse del Dr. Ho Shixiu, encargado de la Clínica de Medicina China Montaña de Nieve Dragón de Jade (Baisha Street, Baisha). El Dr. Ho, de 90 años, diagnostica enfermedades (en buen inglés) y habla de herbolaria, salud y felicidad.

 

El reservorio de agua Qing Xi Shui Ku está entre Lijiang y Baisha, que es la capital original de los Naxi.

El reservorio de agua Qing Xi Shui Ku está entre Lijiang y Baisha, que es la capital original de los Naxi.

Palacio con vistas
Muchos turistas van a Mu’s Residence (al final de Guanyuan Lane, Guangyi Street) porque esta excasa de la familia gobernante de Lijiang se ve como una Ciudad Prohibida más chica. Pero luego de una rápida mirada, siga el camino que serpentea la colina más allá de un templo taoísta. Luego de subir un poco entrará al Parque Lion Hill , donde puede caminar entre cipreses de 800 años con una extensa vista a las azoteas de más abajo y las montañas de a lo lejos. En la cima de la colina, cerca de la Torre Wangu de cinco pisos, encontrará una “Campana de la paz” grande. Tóquela y rompa el silencio muy por arriba del bullicio de abajo.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Categorías: vip

Suscribir

Subscribe to our RSS feed and social profiles to receive updates.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: