Posada Ingapirca: Con exquisita historia

restaurante1Ubicado en una de las regiones más bellas, misteriosas y más visitadas del Ecuador, este restaurante se ha convertido en el espacio ideal para disfrutar de la tradición y una fabulosa gastronomía.

A 500 metros de las Ruinas de Ingapirca, en la provincia de Cañar –lugar que fue hogar de incas y cañaris–, la Posada Ingapirca da la bienvenida a sus visitantes con una exquisita gastronomía, en medio de un lugar de ensueño.
Esta posada-bar-restaurante pertenece al grupo hotelero Don Cuni, que además posee un famoso restaurante en Cuenca. Los empresarios que están al frente de este maravilloso espacio son personas que forman parte del medio hotelero desde hace varias décadas y han sabido promocionar de manera acertada tanto la ciudad de Cuenca como la provincia de Cañar.
Fue por ello que, para deleite de sus clientes, abrieron las puertas del restaurante desde hace 19 años, creando esta posada y bar restaurante, que a lo largo de este tiempo ha tenido un notable crecimiento, alcanzando un alto nivel de excelencia.

 

El lugar presenta matices incaicos, que lo hacen muy acogedor.

El lugar presenta matices incaicos, que lo hacen muy acogedor.

Un mundo de tradiciones

El sitio conserva aún las maravillosas edificaciones que muestran el modo de vida de las antiguas culturas. El restaurante mantiene el estilo de una casa de hacienda de 200 años de antigüedad, la cual conserva aún sus paredes de “tapial” o “adobe”, técnica centenaria que se utilizaba para hacer ladrillos con lodo y paja, muy usada en la región andina, debido a que son refractarios y brindan calor.
El concepto del lugar busca sorprender a sus asistentes con un ambiente totalmente autóctono y andino, mediante una decoración basada en piedra, madera y telas de ikat trabajadas en telar por los mismos nativos de la zona y algunas piezas incásicas encontradas en excavaciones. Tanto la comida como su mobiliario y decoración conservan sus matices andinos, con un estilo en el que predomina la influencia indígena, como los materiales usados en siglos pasados y expuestos de tal modo que el turista pueda disfrutarlos hoy en día.

Recetas espléndidas

En Posada Ingapirca todo lo transportará a mediados del siglo XVIII, época desde la que se conoce a este conjunto arquitectónico. La comida, elaborada especialmente a base de cereales como arroz de cebada y trigo, así como de carne de chancho y cuy, puede ser degustada, bajo pedido, mientras se disfruta de la tranquilidad en las mismas ruinas, frente al comedor.
El lugar, que atiende a sus clientes de lunes a lunes para desayunos, almuerzos y cenas, ofrece variados y exquisitos dulces, elaborados en panela y toques más innovadores como tomate de árbol, quesillo hecho en casa y dulce de leche.

Arroz de cebada

Arroz de cebada

Arroz de cebada
Ingredientes:

  • 1/2 lb de arroz de cebada seco
  • 1/2 cebolla perla
  • 1/4 diente de ajo
  • 1 cdta. achiote
  • Aceite vegetal
  • 1/4 tz. leche
  • Sal
  • 1/4 tz. de queso semimaduro

Preparación:
En una olla cocinar el arroz de cebada con una pizca de sal por 30 minutos hasta que el arroz esté abierto. Luego escurrir en un colador y hacer un refrito con el aceite vegetal, la cebolla perla picada, el ajo finamente picado y media cucharadita de achiote, hasta que se vea todo dorado. Agregar agua hervida lentamente (4 tazas), añadir el arroz de cebada y continuar cocinando, añadir otra pizca de sal, la leche para guisar y el queso rallado. Servir caliente con ají criollo.

 

Los postres presentan combinaciones exóticas a base de tomate de árbol o dulce de leche.

Los postres presentan combinaciones exóticas a base de tomate de árbol o dulce de leche.

Tesoro arqueológico

Conocido como el más grande y mejor conservado complejo arqueológico del Ecuador, las Ruinas de Ingapirca se levantan a 80 km de la ciudad de Cuenca, en la provincia de Cañar. La construcción de esta fascinante edificación combina el marrón cobrizo del adobe utilizado por la cultura cañari con el azulado de las piedras andesita verde traídas posteriormente por los incas. Fue construida con millones de piedras labradas, a mediados del siglo XVIII.

A la llegada de los asistentes a Posada Ingapirca se les ofrece un cóctel muy típico del lugar hecho con agua de “sangoracha” o “ataco”, una bebida de color fucsia que contiene trago de caña o trago de punta –como se lo conoce en el sector– , este aperitivo es caliente y ayuda a conservar el calor y a mantener la presión arterial, dada la altura del lugar.

Posada Ingapirca cuenta también como otros deliciosos cócteles tradicionales como el famoso canelazo, hecho con agua de naranjilla y canela.
¿El responsable de crear las fabulosas recetas de la posada? El chef Daniel Durán, quien, en conjunto con sus ayudantes –nativos del lugar que han estudiado para convertirse en chefs–, logra mezclas de comida andina con sabores incomparables.

Etiquetas:, , , , , , , , , ,

Categorías: gourmet

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: