Valentino: el maestro

La exhibición Valentino: Master of Couture, estará abierta hasta el 3 de marzo, en la ciudad de Londres.

La exhibición Valentino: Master of Couture, estará abierta hasta el 3 de marzo, en la ciudad de Londres.

En la Casa Somerset de Londres se está llevando a cabo una retrospectiva del diseñador, que incluye trajes de la estadounidense Jackie Kennedy y de varias actrices.

Valentino Garavani pudo haber cumplido 80 años, pero ese hito no ha hecho que el diseñador haya cambiado ni un ápice. Décadas después de que sus contemporáneos colgaran sus botas y palos de esquí, él sigue esquiando –en “mi pequeño Chalet en Gstaad”– dijo que difícilmente ha tenido tiempo para tomar aire desde que sacó su muestra final de couture en enero del 2008.

La jubilación es un término relativo para Valentino y su igualmente vigoroso amigo y socio comercial Giancarlo Giammetti, quien cedió para la entrevista la sala de sus grandiosas oficinas en Cadogan Square. Los dos, quienes se conocieron en Roma en 1960 en el café de París de la Vía Vittorio Veneto, y fundaron la empresa poco después, se hicieron famosos por ser los primeros diseñadores que vivieron tan bien como sus clientes –y todavía lo hacen.

Era una noche de otoño, y Valentino –vestido con un saco Richard James y pantalones de tela sarga –estaba sentado sobre un esponjado sofá mientras el fuego de la chimenea crepitaba cerca. “Después de tantas décadas sigo teniendo el mismo entusiasmo y sigo haciendo todo como si estuviera involucrado con el diseño, con hacer pruebas diarias. Me encanta este trabajo, lo hice toda mi vida y me lo voy a llevar a la tumba”, dijo con una enorme carcajada.

Exhibición
Valentino partió –a la londinense Casa Somerset– para ayudar a dar los últimos toques de una retrospectiva de su trabajo que abrió al público el 29 de noviembre y que permanecerá en exhibición hasta el 3 de marzo. “Valentino: Master of Couture” presenta más de 130 diseños hechos a mano, incluyendo el pálido vestido de encaje color marfil que vistió Jacqueline Kennedy para casarse con Aristóteles Onassis, en 1968; el vestido de gala de terciopelo negro con listones blancos que lució Julia Roberts en los premios de la Academia, en 2001; y el vestido de novia de la princesa Marie-Chantal, en 1995.

Con un escenario diseñado por Patrick Kinmonth y Antonio Monfreda –creadores de la exhibición del 45 Aniversario de Valentino en el Museo Ara Pacis, en Roma-, la muestra de la Casa Somerset también incluye un número de looks de ropa diaria, fotografías personales e invitaciones de muestras de couture de los archivos del Chateau de Wideville del siglo XVII que tiene Valentino cerca de París.

Valentino se muestra entusiasta con respecto a la muestra y cómo los diseños –según él– han soportado la prueba del tiempo. “Estaba viendo algunas de las prendas de 1960 y varias pudieron haber sido hechas ahora. Ver esta ropa no me remonta en el tiempo”, precisó.

Recordando a Jackie
Sin embargo, lo que sí ha cambiado desde la década de 1960 es la forma en que visten las mujeres: “En los 60, las mujeres se cambiaban tres veces al día. Ahora, quienes tienen mucho dinero trabajan o están involucradas con algo –la vida ha cambiado y se visten distinto. En este momento, creo que es mejor si una mujer se pone unos pantalones hermosos con una camisa o un suéter”, subrayó.

Valentino mencionó a una de sus clientas más famosas: Jackie. Recordaba la lista de todos los artículos y prendas que necesitó la esposa de John F. Kennedy antes de su viaje diplomático a Camboya, en 1967, y el orgullo que sintió cuando escogió su vestido marfil de encaje para casarse con Onassis. “En marzo de ese año me había ordenado su guardarropa y yo sabía que la boda estaba cerca, pero no le pregunté cuándo se iba a casar –era una pregunta demasiado íntima– y no sabía qué se iba a poner”, dijo.

“Jackie era tan importante en mi vida –me hizo tan famoso en Estados Unidos– y tengo tantos recuerdos de ella”, subrayó Valentino sonriendo mientras pensaba en el momento en que la exprimera dama estadounidense lo invitó a sentarse en el piso de su armario para ayudarla a clasificar su ropa. “Quería saber qué regalar y con qué quedarse. Estuvimos ahí toda la tarde”, dijo.

Cuestionado sobre cómo vestiría a otra trotamundos joven –la duquesa de Cambridge-, afirmó sin duda: “¡Me encantaría! Sería fácil de vestir y tiene una figura hermosa”.

Siempre activo
valentino1Aunque Valentino se ha jubilado de la casa de moda que fundó a principios de 1960, ciertamente no ha abandonado sus lápices y cuadernos de dibujo. En septiembre, el diseñador creó el vestuario para la gala anual de otoño del Ballet de la ciudad de Nueva York. “Lo hago para que se mueva y se sienta como haute couture, y sólo con las mejores telas”, afirmó –y también hizo el vestido de bodas rosa y blanco de la actriz Anne Hathaway para sus nupcias en septiembre.

Además de diseñar, Valentino tiene opiniones muy formadas sobre los diseñadores actuales –principalmente que han perdido el sentido de la estética–. “Poca gente ama y hace ropa hermosa, suave, lisa y elegante. Y muy pocos modistas diseñan –es muy importante poder hacer tu propio bosquejo sobre papel y después explicar (tu visión) a los cortadores de tela. En cambio, muchos diseñadores pliegan–, es la nueva forma”, agregó.

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Categorías: moda y tendencias

Suscribir

Subscribe to our RSS feed and social profiles to receive updates.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: