No haga del sol su peor enemigo

sol1La exposición inadecuada a los rayos solares pone en riesgo la salud de su piel y hasta su vida.

Los largos periodos al aire libre dañan la piel y la ponen en riesgo de contraer enfermedades dérmicas tan graves como el cáncer.
La protección diaria contra los rayos UV debe ser parte de la rutina diaria de belleza, no por nada muchas cremas hidratantes y productos maquillantes ya la incluyen en sus ingredientes.

Los días de verano no dejan muchas opciones para evitar la exposición solar, pues las actividades recreativas invitan a estar en el exterior… y lo puede hacer, pero sin pasar por alto las medidas necesarias para minimizar la absorción de los rayos UV.
El repelente contra mosquitos reduce hasta en un 30 por ciento el efecto del protector solar. Cuando quiera usar ambos, busque uno con SPF mayor y refuércelo más seguido.

Menos exposición

  • El cáncer en la piel afecta a cerca de un millón de norteamericanos al año; las buenas noticias son que éste se puede prevenir, pues el 90 por ciento de los casos son causados por la exposición desmedida y sin protección a los rayos UV, provenientes del sol.
  • Además, al controlarlo no solo reduce las posibilidades de desarrollar enfermedades, sino también previene la aparición de arrugas y manchas.
  • Pero no se trata de no asolearse, incluso esto tiene sus beneficios: con el sol se incrementa la producción de vitamina D y se está de mejor humor.

Es mejor prevenir…

  • Evite el sol entre las 10:00 y las 16:00 horas, en este periodo los rayos son mucho más fuertes y dañinos. En otras palabras, entre más corta sea su sombra, el sol es más intenso.
  • Superficies como agua, arena y nieve, reflejan los rayos, incrementando la radiación UV para quienes están en el lugar.
  • Utilice un protector de amplio espectro, este va a depender del tipo y color de piel que tenga; por ejemplo, para las más blancas, un mínimo de FPS 60 es el recomendado. Si va a estar mucho tiempo al aire libre, aplíquelo cada 2 horas para que no pierda efecto, incluso si es a prueba de agua.
  • Para los niños funciona igual, hay que untarles un producto adecuado para ellos, de al menos 40 de FPS, y reaplicarlo cuando sea necesario.
  • Proteja cara y cuello con un sombrero de ala ancha o cualquier otro gorro que tenga 4 pulgadas de visera.
  • Use ropa holgada de tejido cerrado para resguardar la piel.
  • Porte lentes de sol, de preferencia con bloqueo del 99 al 100 por ciento.
  • No hay una manera segura de conseguir un bronceado, ni siquiera en las camas artificiales. Mejor cúidese y haga a un lado la idea de “quemarse”.

sol2Con el escudo bien puesto
En los últimos años, la importancia sobre el uso diario de protector solar ha sido compartida por todos los medios posibles, pero aún y cuando ya se haya unido al grupo de los que sí se responsabilizan por su piel, la manera en que lo aplica puede no ser la adecuada.
Aprovechar realmente el uso del protector, depende de cómo se emplee; y el proceso no debe de tomar más de cinco minutos.

  • Agite bien el envase antes de sacar el producto; este debe estar uniformemente mezclado antes de tocar la piel del cuerpo para asegurarse de que todos los ingredientes se apliquen por igual.
  • La mayoría de los adultos deben usar alrededor de una onza de protector solar para cubrir todo el cuerpo. Esta cantidad se puede medir como un puñado o como la porción que cabe en un vasito tequilero. Recuerde que es preferible aplicar de más y no de menos.
  • El producto se aplica con 30 minutos de antelación a la hora en la que se piensa salir al sol. Esto dará tiempo a que la piel absorba los ingredientes que la protegerán.
  • A los 30 minutos vuelva a aplicar el protector, así cubrirá zonas que tal vez había olvidado en la primera ocasión. Dos horas después reaplique para que siga teniendo el mismo efecto. Si transpira en exceso, se seca con una toalla o entra a la piscina, hay que volver a untarlo.
  • Hay que revisar bien la caducidad del protector solar. Estos tienen ingredientes que se descomponen y lo echan a perder, lo que puede desencadenar en erupciones u otro tipo de reacción incómoda. Si no está indicada la fecha de expiración, la regla general es sustituirlo tras cuatro años a partir de la fecha de compra.
  • La presentación de protector que use no merma su eficacia. Las lociones y cremas son las que tienen mayor demanda; el spray es preferido por los padres por su fácil y práctica aplicación.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Categorías: bienestar

Suscribir

Subscribe to our RSS feed and social profiles to receive updates.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: