Orléans turismo, historia y gastronomía

El laberinto de calles adoquinadas y casas de madera encierra todo tipo de sorpresas, desde bares de vino recién inaugurados y un nuevo restaurante con estrella Michelin hasta el culto a su figura emblemática: Juana de Arco.

Juana de Arco rezó en la catedral de Orléans durante su campaña en el siglo XV.

Juana de Arco rezó en la catedral de Orléans durante su campaña en el siglo XV.

A los 17 años, Juana de Arco se estaba poniendo la armadura y ayudaba a defender la ciudad de Orléans, Francia, de los ejércitos británicos invasores. Ahora que el 2012 marca el 600 aniversario del nacimiento de Jeanne d’Arc, como le dicen los franceses, este año es el momento perfecto para revivir su gloria y descubrir la atractiva ciudad aristocrática situada sobre el Loira donde hizo su resistencia más famosa. El museo Maison de Jeanne d’Arc ha vuelto a abrir las puertas luego de renovaciones, y varias exhibiciones y presentaciones en toda la ciudad conmemoran su recuerdo. Pero no piense que Orléans está estancada en el pasado. Y todo está a sólo una hora en tren desde París.

Libros y productos horneados
Hay mucho con qué alimentar el cuerpo y la mente en el mercado vespertino de los viernes de la Place du Martroi. Alrededor de la monumental estatua del siglo XIX de una mujer montada en un caballo –Juana de Arco, por supuesto–, decenas de puestos ofrecen sus productos, desde quesos acres hasta libros usados.

Lo crudo y lo cocido
Buenas cosas salen en pares en el último restaurante galardonado con estrella Michelin de la ciudad, y el único, por el momento. Comandado por William Page, un transplantado de Nueva Guinea vía Australia, Le Lièvre Gourmand (28 Quai du Châtelet) es un restaurante situado en una vivienda urbana elegante que sirve la mayoría de los platos en versión cruda y cocida. Por tanto, puede encontrar bagre ligeramente frito con mantequilla derretida o marinado en tiras tipo sashimi sobre fríos fideos de té. El señor Page también se ha hecho famoso por preparar un dúo de canguro consistente de un pedazo asado con trocitos de remolacha, acompañado por un cubo de tártara de canguro.

El futuro del vino
Los últimos dos años han sido fructíferos para el paisaje local de bares de vinos, gracias a un par de establecimientos nuevos que cuentan con avanzada tecnología en vinos y al papel estelar de las cosechas regionales. En Vinomania (193, rue de Bourgogne), los vinos se guardan en Le Bag-in-Box, un bolso hermético con cartón que conserva la frescura durante periodos prolongados. El rojísimo interior del bar es el sitio ideal para probar el menú cargado de tintos de alrededor de 40 variedades que se venden por copa, incluyendo un Domaine de Chalusson (3.50 euros) de cuerpo medio, jugoso y aroma a hierbas. No se deje engañar por los confines medievales tipo calabozo de Ver Di Vin (2, rue des TroisMaries): el bar subterráneo es de alta tecnología, cortesía de máquinas Enomatic de temperatura controlada que sirven dosis de vino apretando un botón. Les Moines Noirs es un tinto suave y afrutado fácilmente pasable.

El arco de Juana
¿Exactamente quién fue la mujer más celebrada de Francia? Juana de Arco cobra vida en la Maison de Jeanne d’Arc(3, Place du Général de Gaulle), una recreación de la casa donde se quedó durante la batalla de Orléans (la casa original, situada en el mismo lugar, fue destruida en la Segunda Guerra Mundial). Computadoras de pantalla táctil y una breve película hacen un recuento de su nacimiento en Domrémy, del dictado que recibió de Dios cuando era adolescente para luchar contra los ingleses, de su victoriosa campaña en Orléans en 1429, de la fallida campaña para recuperar París, de su captura y juicio, y de su muerte en la hoguera en 1431. Los amantes de Juana de Arco pueden pasear por la monumental Cathédrale Ste.-Croix d’Orléans, donde oró durante la campaña de Orléans. La elevada catedral neogótica cuenta con 10 vitrales que muestran partes de su vida.

Las joyas de jules
La rancia y sosa decoración de Chez Jules (136, rue de Bourgogne) no concuerda con su cocina tradicional de primera y la ganga que es su almuerzo de tres platos (25 euros) encuentran seguidores de todas las edades. El lugar fríe rebanadas de aguacate hasta que alcanzan un grado de crujido tipo tempura y las sirve con una animada salsa de rábano picante, mientras que toma una pechuga de ave de guinea y la asa, la cocina a fuego lento y la sirve con tapenade de oliva. Para el final, el sobrecargado glacé de turrón de almendras es rociado con nueces secas y frutas caramelizadas, como una respuesta fría al pastel de Navidad.

Calle de antigüedades
Si está buscando desesperadamente ese raro juego de salero y pimentero de colección que tiene forma de Charlie Chaplin, visite Bric-a-Brac, uno de los varios vendedores de antigüedades de la Rue de Bourgogne. Vale 150 euros. Para gabinetes y espejos dorados finos, visite Antiquité de la Préfecture, donde puede comprar una mesa de bufete con cuatro cajones del siglo XVIII (4,200 euros). En Patrick Lidon tal vez encuentre un reloj de pared estilo Luis XV pintado con doncellas del bosque (250 euros).

Directo de la fuente
Viaje 20 minutos en la Línea A del Tram (1.4 euros) desde la Place du Général de Gaulle hasta el Parc Floral de la Source (Avenue du Parc Floral) y deléitese con uno de los espacios verdes más encantadores del área. Extendido sobre 31 hectáreas, el parque cobija todo tipo de cosas, desde un jardín de lirios (alrededor de 950 especies) y un enorme campo de césped suave (La Grande Prairie) hasta Le Jardin des Formes, donde se han podado árboles con forma de nubes y otras formas planetarias. Pero el atractivo principal es la casa de mariposas, donde especies exóticas vienen de sitios tan lejanos como Indonesia y Madagascar.

Súbase al caballo blanco
orleans4Alguien se divirtió diseñando el restaurante Le Lift(Place de la Loire). Un escultural caballo blanco posa sobre una larga mesa en el comedor de vidrio y acero, y una estatua verde de cactus se sitúa en el centro del lugar. Hay un palpable sentido de diversión que viene de la cocina. El foie gras, moldeado en formas tubulares tipo maki sushi, estalla dulcemente con una delgada capa de gelatina de uva y gana un crujido perfecto con los pedacitos de galletas tostadas que lo salpican. Si ordena la carne Angus, prepárese para una presentación de tres actos. Primero sale cruda con cubitos de cebolla y mostaza. Después aparece como carne cocida al fuego lento con “dumplings” estilo wonton. Finalmente, se sirve en estilo clásico de filete con una reducción de vino rojo tan espesa como el “gravy”. Una comida de tres platos para dos personas, sin vino, cuesta aproximadamente 100 euros.

Al museo
En el Musée des Beaux-Arts d’Orléans (1, rue Fernand Rabier), vaya directamente al piso de arriba, donde encontrará joyas del Renacimiento italiano de Correggio, Tintoretto y Veronese. El nivel de abajo presenta un poco de Gauguin (quien creció parcialmente en Orléans) y la colorida y caricaturesca “Nature Morte aux Deux Parapluies” (1948), de Jean Hélion, un gracioso bodegón con dos sombrillas sobre un taburete que parece prefigurar el Arte Pop. En el mezzanine bajo, un salón rojo abovedado con pinturas académicas del siglo XIX apiladas hasta el techo, busque el lienzo de William Etty de 1846, de una figura con armadura y casco emplumado que monta un caballo blanco. Otra vez ella: Juana de Arco.

Etiquetas:, , , ,

Categorías: vip

Suscribir

Suscribirse a nuestros perfiles sociales y feed RSS para recibir actualizaciones.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: