LYON – Entre el pasado y el futuro

Lyon

Lyon

La puerta de Los Alpes encierra arquitectura de la era del Renacimiento, abundantes espacios de arte,  renovadas áreas ribereñas y un vecindario de arquitectura futurista en rápido crecimiento.

Sé cuál es la única cosa que puede hacer bien en Lyon, y es comer’’, comentó Stendhal, novelista francés del siglo XIX. Dos siglos después, la imagen de la tercera metrópolis más grande de Francia sigue sepultada bajo un montón de comida. No es ninguna sorpresa. El chef más famoso de Francia, el octogenario Paul Bocuse, es oriundo de Lyon, y los ”bouchons’’ de la ciudad, restaurantes caseros que sirven platos rústicos y tradicionales, son famosos en todo el país. Pero luego de atragantarse de morcilla y queso St. Marcellin, encontrará mucho más que un paisaje culinario pintoresco. La puerta de Los Alpes encierra ruinas romanas, arquitectura de la era del Renacimiento, abundantes espacios de arte, jóvenes diseñadores talentosos, renovadas áreas ribereñas y un vecindario de arquitectura futurista en rápido crecimiento. Mejor aún, una nueva generación de chefs está llevando la cocina lionesa al siglo XXI. Incluso el propio Bocuse se está adaptando al nuevo milenio: recientemente inauguró su primer hotel design.

Vaya río arriba

Lyon

Lyon es más que un lugar para comer bien. Los deportistas disfrutan de sus paisajes en la orilla del río Ródano.

En 2007 se inició un ambicioso plan para renovar las riberas de los ríos de Lyon, el Ródano y el Saona. La prueba A es el paseo frente al Ródano en el Rive Gauche, favorito entre la gente que sale a caminar, a correr, a andar en bicicleta o a pasar el rato. Para vistas encantadoras, empiece en los estanques reflejantes del Quai Claude Bernard y tome hacia el norte. Sobre el Quai Victor Augagneur, revise los pósters frente a centros nocturnos flotantes como Ayers Rock Boat para darse una idea de la agenda de fin de semana. Más allá de Pont Wilson, el bote-cafetería La Passagere (Quai Victor Augagneur) es un sitio acogedor para tomar chocolate caliente o un Kronenbourg. Desde ahí, camine o tome el autobús 171 hacia el Parc de la Tete d’Or, con estanques, jardines y caminos boscosos.

Tesoros y basura
Grandes desperdicios dan la bienvenida en el Musee d’Art Contemporain de Lyon (Cite Internationale; 81, quai Charles de Gaulle; mac-lyon.com), que colinda con el Parc de la Tete d’Or. ”World Markets’’, de Wang Du, es una interpretación plateada de un arrugado periódico financiero, mientras que Olivier Mosset ha tomado viejas losas de piedra –supuestos remanentes de la parisina prisión de la Bastilla– y las ha apilado como desecho a la espera del basurero. El edificio art déco, modificado por Renzo Piano, presenta exhibiciones contemporáneas de primerísima categoría.

Marque ‘m’ para comidas
Llame para hacer una reservación en Magali et Martin (11, rue des Augustins; magalietmartin.fr), nombrado en honor a la joven pareja franco-austriaca dueña de este apaciblemente elegante restaurante chico. Martin Schmied, ex- cocinero del renombrado restaurante parisino Taillevent, cambia el menú constantemente, mezclando lo rústico y lo moderno. ¿Jabalí? Se presenta como terrine con champiñones marinados. ¿Faisán? Aparece como invitado en un consomé con foie gras. La morcilla servida en pequeños caparazones tipo hojaldra y la gallina de guinea escalfada y asada merecen una mención especial por impartir una suculencia excepcional.

Héroes del celuloide

Lyon

La Croix Rousse hace recordar al distrito parisino de Montmartre.

El nombre de la calle lo dice todo: Rue du Premier Film. Ahí, el 19 de marzo de 1895 Louis Lumiere activó el ”Cinematographe’’ que había diseñado con su hermano, Auguste, y grabó una película de 50 segundos de empleados saliendo de la fábrica de placas fotográficas de su familia. Y así nació el cine. El Institut Lumiere (25, rue du Premier Film) rinde homenaje a los primeros años de la historia de la cinematografía. La mansión art nouveau de los hermanos ahora es un museo (6.5 euros la entrada) que muestra filmaciones originales Lumiere y exhibe el famoso Cinematographe y los primeros equipos para filmar, incluyendo un Kinetoscopio Edison. Al lado, la exfábrica ahora es un cine con una lista de clásicos del cine internacional.

Gárgolas y manteca
Una balade –caminata– digestiva en ambientes de la era del Renacimiento, reconocida por la UNESCO, lo espera en los adoquinados callejones del Vieux Lyon. Construido cuando la ciudad era un rico centro de hilado de seda, el vecindario es famoso por la Catedral de San Juan Bautista (8, place St.-Jean; cathedrale-lyon.cef.fr). La fachada está decorada con 25 gárgolas, treinta y seis profetas y patriarcas, treinta y seis mártires y santos y 72 ángeles –¿pero quién lleva la cuenta?–, mientras que el interior contiene un elevado reloj astronómico coronado con autómatas de humanos y ángeles (todo el conjunto entra en movimiento cuando el reloj marca las 12 y las 2, 3 y 4 p.m.). Si la caminata le da hambre, los helados artesanales de Terre Adelice (1, place de la Baleine) son de sabores inesperados.

Hora de volverse creativo
Con sus pronunciadas calles tipo escalera y su vibra bohemia, La Croix Rousse hace recordar al distrito parisino de Montmartre. El corazón creativo del vecindario es la Village des Createurs (Passage Thiaffait, 19 Rue Rene Leynaud), un callejón de boutiques de diseño locales. Morgan Kirch (morgankirch.fr) confecciona sofisticada ropa para mujeres en tonos oscuros, como minichalecos negros con brotes de plumas. Combinando las sensibilidades del Arte Pop y el graffiti, las camisetas (39 euros) de Blue Mustach Shop (bluemustach.com) muestran imágenes divertidas de Karl Lagerfeld, Jean-Michel Basquiat y otros iconos de la moda.

Día de campo
Tome la línea T1 del Tranvía hacia Montrochet, camine al oeste sobre la Rue Paul Montrochet y diríjase al edificio posmodernista que se parece a un bloque de queso naranja. Es La Confluence (lyon-confluence.fr), una zona adyacente al puerto que solía ser pobre, pero donde ahora brotan estructuras futuristas. La mejor comida se encuentra en Rue Le Bec, un extenso restaurante con barra de vino, panadería y delicada comida boutique. Es cortesía de Nicolas Le Bec, la cabeza de la nueva generación de chefs de Lyon. El menú es un viaje global que empieza en Lyon –salchichas andouillette, tete de veau– con paradas en España (jamón ibérico con pan de tomate), Italia (berenjenas aderezadas con mozzarella), Japón (tepanyaki con carne wagyu) y el norte de Africa (cordero con menta y especias de zocos).

Juegue en los mercados

Lyon

Lyon es conocida como la capital gastronómica de Francia. Aquí, una fina selección de quesos en el Marché St.-Antoine.

Los aromas son frescos en el alegre y atestado Marche St.-Antoine (Quai St.-Antoine y Quai des Celestins): queso añejo, pan de horno, picante pescado, humeantes pollos asados, ostiones de mar. Jouvray vende medallones de queso St. Marcellin y salami local seco, mientras que Cote Desserts hace excelentes tartas de membrillo. Después, alimente la mente entre les bouquinistes –vendedores callejeros de libros– del adyacente Quai de la Pecherie. Encontrará autores locales como Antoine de Saint-Exupery además de mapas de colección, postales y LPs. Incluso tal vez se tope con obras de Stendhal. En Lyon, este autor nunca está

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorías: vip

Suscribir

Subscribe to our RSS feed and social profiles to receive updates.

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: