Las joyas de Vuitton

La prestigiosa firma francesa inaugura un nuevo espacio para exponer al mundo lo más selecto de sus creaciones en relojes y alta joyería.

Los amantes de Vuitton están encantados. La glamorosa marca que revolucionó la moda con sus artículos de cuero, hechos con los más exquisitos detalles, abrió este año una tienda exclusiva para dar cabida a sus relojes y joyas. ¿El lugar escogido? El número 23 de la Place Vendôme en París, a escasos metros de la Rue Neuve des Capucines, la histórica calle en la que Louis Vuitton (fundador de la firma) estableció su primera tienda en 1854. El sitio cuenta con un taller en el ático, donde los artistas, creativos y joyeros se inspirarán para realizar las mejores piezas para esta marca.

Regocijo de lujo

Collar presentado en la tienda de joyas de LV en Paris.

Collar presentado en la tienda de joyas de LV en Paris.

Quienes están a la cabeza de LV coinciden en que la apertura de la tienda de joyería representa un paso importante para la firma. “Estamos encantados de abrir nuestra primera tienda dedicada únicamente a relojes y joyas en la Place Vendôme de París y nos sentimos orgullosos de que nuestro primer taller de alta joyería se encuentre en esta cuna histórica del expertise joyero. Aquí, nuestros artesanos serán capaces de expresar su talento en toda su amplitud y de producir piezas excepcionales para el disfrute de nuestros clientes”, fueron las palabras con las que Ives Carcelle, presidente y CEO de Louis Vuitton, dio la bienvenida a esta nueva sede de valiosas joyas, que abrió sus puertas en julio de este año.
La principal firma de la división de moda de LVMH (Louis Vuitton Moët Hennesy) aporta el 37% de las ganancias total del grupo, y su área de joyería representa un 8% de la facturación de este conglomerado francés, que incluye marcas de alta joyería y relojería como Tag Heuer, Hublot, Dior, entre otras.

A través del tiempo…

La tienda, ubicada en un edificio del siglo XVII, fue diseñada por Peter Merino.

La tienda, ubicada en un edificio del siglo XVII, fue diseñada por Peter Merino.

Cuenta la historia que con tan solo 14 años (en 1835), Louis Vuitton salió de Jura (Francia), impulsado por sus deseos de triunfar y lograr grandes cosas. Dicen que recorrió el camino desde Jura hasta París a pie (a los dos puntos los separan 400 km.), donde empezó a trabajar como aprendiz de un fabricante de cajones, logrando ser reconocido por sus innovadores accesorios para viajar… Sus piezas de equipaje forradas con tela de algodón eran únicas en aquella época.
Con el paso de los años y gracias a su espíritu emprendedor, Louis decidió crear su propia marca, y abrió su tienda en 1854, en pleno centro parisino. En 1885 realiza la apertura de su primer local fuera de Francia, en Londres y, en 1896, tras su muerte, su hijo George crea el monograma más famoso de la marca (LV), que hasta la actualidad decora las piezas de Vuitton.
Ya en 1914, la firma inaugura su primera tienda en Champs Elysées, y ese mismo año, lleva sus diseños a otras partes del mundo y aparece en ciudades como New York y Washington (Estados Unidos), Bombay (India) y Buenos Aires (Argentina).

Piezas con encanto

Uno de los brazaletes con dijes de candados y llaves.

Uno de los brazaletes con dijes de candados y llaves.

El año 2001 marcó el inicio de la inmersión de las joyas entre los valiosos artículos de LV, con la creación de fabulosas piezas creadas por Marc Jacobs, diseñador estrella de la firma, responsable del ‘Charm bracelet’, con versiones en oro blanco, amarillo y rosa, algunas con diamantes, que tienen el monograma de la firma intercalado, así como delicados dijes de candados y llaves.
La maison francesa Louis Vuitton cuenta también con una exquisita colección que reinterpreta sus emblemáticas flores Monogram. Cada motivo tiene su correspondiente color de oro (rosa, amarillo o blanco) glamorosamente complementados con el brillo de un diamante. “Una unión perfecta para una joya ideal en cualquier ocasión”.
La colección superfemenina, llamada Monogram Idylle, se compone de pulseras, anillos, collares y pendientes que pueden ser combinados entre sí. Los pendientes no son pares, sino piezas individuales, y existen tres modelos diferentes para elegir los dos que se quieran combinar según su gusto.
Desde este año es justamente el espacio creado en la Place Vendôme de París el lugar que alberga las más preciosas piedras, engarzadas en fabulosas joyas, que retomarán el lujo y el brillo de las deslumbrantes colecciones, como “L’Ame Du Voyage” de Louis Vuitton, que cautivan a las mujeres más glamorosas.

Etiquetas: , , , ,

Categorías: focus

Suscribir

Subscribe to our RSS feed and social profiles to receive updates.

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: